Radiografía de soledad: Día Mundial de la Salud Mental 2021

Radiografía de soledad: Día Mundial de la Salud Mental 2021

Soy un adicto y un enfermo mental. Yo creo que mi problema empezó ya de niño, pero se agudizó con la adolescencia. Ahí empezó mi enfermedad como entidad y todo agravado con el alcohol, con el que empecé a ser adicto. Alcohol, enfermedad mental, todo era una locura. Lo pasé muy mal en la adolescencia, fue muy duro para mí. En la universidad, la enfermedad mejoró, pero seguía bebiendo, normalmente de forma social. Empecé a tontear con las drogas, con la marihuana, de vez en cuando, la cocaína y fue pasando el tiempo. Arriba, abajo, arriba, abajo. Mi enfermedad me mantenía en constante movimiento: depresión, euforia, depresión, euforia…y así, mucho tiempo, mucho tiempo. Mi enfermedad mental iba a peor, pero no estaba diagnosticado, no tenía tratamiento y todo fue desarrollándose así, en el vaivén de la enfermedad. Alcohol, drogas, fiesta. Hasta que un día empecé a beber solo, ya consumía solo y la soledad embargó mi vida, fue todo soledad. Hasta que llegué a los 40. Allí era soledad total: solo drogas, alcohol, en soledad. La soledad del adicto, del enfermo mental, es brutal. Te autodestruyes. Nada me venía bien, no iba a las fiestas familiares, no quedaba con los amigos…porque todas esas cosas me quitaban tiempo, tiempo para lo que yo quería, que era drogarme. Mi enfermedad mental fue a peor. Entonces me diagnosticaron trastorno bipolar, era lo que siempre había padecido. Desde entonces tengo tratamiento. Un día tuve que dejarlo todo, dejar las drogas, dejar el alcohol y eso significó empezar una nueva vida que se plantea muy bien. Es cuestión de pelear, de hacer las cosas bien, de luchar por tener una vida más o menos normal, si es que es posible. Puedo conseguirlo. Sé que lo conseguiré. Es cuestión de tiempo.

Detrás de una estadística consolidada- una de cada cuatro personas sufrirá una enfermedad mental grave a lo largo de su vida- hay una miríada de soledades, la de todas aquellas personas que la padecen. Muchas no tienen acceso a los recursos necesarios para afrontar su enfermedad o su trastorno mental ni siquiera un diagnóstico.

En este contexto llega el Día Mundial de la Salud Mental 2021, que bajo el lema “salud mental en un mundo desigual” pone el acento en la urgencia de considerar la salud mental como un derecho universal y necesario, habida cuenta que en materia de enfermedad mental “mañana puedes ser tú”.

Por este motivo, desde diferentes organizaciones se han redoblado los llamamientos a instituciones públicas y privadas para que se mejore  la atención socio-sanitaria y se impulse el desarrollo de políticas estructurales, que reduzcan realmente las desigualdades y con ello, se favorezca la salud mental de la población.

Hestia Alliance – grupo que cuenta con unidades y centros especializados en salud mental- se suma a esta reivindicación compartiendo el testimonio de una persona con enfermedad mental y las diferentes acciones que se están impulsando desde Fundación Hestia, cuyo proyecto #MatealEstigma se ha convertido en exponente de una labor de sensibilización en torno a la actividad física y la salud mental.

 

 

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario